La Conferencia de donantes para Líbano es una “oportunidad única” de lograr una ayuda financiera esencial

NUEVA YORK, 04 August 2021 /PRNewswire Policy/ — “Hoy tenemos una oportunidad única para renovar nuestro compromiso y conseguir una ayuda financiera esencial e inmediata para la población de Líbano, con el fin de evitar una catástrofe humanitaria”, señaló Amina Mohammed durante su intervención en la Conferencia coorganizada por la ONU y Francia.

Tras la trágica explosión que hace un año se saldó con unos 200 muertos y miles de desplazados en la capital del Líbano, Mohammed destacó que la ayuda es necesaria para sentar las bases de una recuperación a más largo plazo, cimentada en la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

“Se necesita un sistema de protección social fuerte, inclusivo y completo para garantizar que los más vulnerables puedan sobrevivir a la crisis. Esto es crucial para situar a Líbano en la senda del crecimiento inclusivo, el empleo decente y la estabilidad social”, remarcó.

Para lograrlo, apeló a los asistentes a financiar el Plan de Respuesta de Emergencia de doce meses de duración que establece las estrategias prioritarias para aliviar las necesidades humanitarias de las personas más vulnerables de Líbano, y que complementa el apoyo ya prestado a las comunidades de acogida.

Mohammed recordó que más de la mitad de los libaneses viven ahora en la pobreza, que uno de cada tres sufre inseguridad alimentaria, que aumenta el desempleo, que unos 4 millones de personas están en riesgo de no tener acceso al agua potable y que cientos de miles de niños corren el riesgo de abandonar la escuela.

Los participantes en la Conferencia han respondido al nuevo llamamiento humanitario de la ONU, por valor de 357 millones de dólares para los próximos doce meses, comprometiéndose a financiar un total del orden de 370 millones de dólares, a los que habría que añadir una importante ayuda en especie.

La investigación sobre el incidente no se puede demorar más

Por su parte, los integrantes del Marco de Reforma, Recuperación y Reconstrucción de Líbano, del que forman parte la ONU, la Unión Europea y el Banco Mundial, reiteraron su llamamiento a que se conduzca una investigación “eficaz, independiente y transparente” sobre el incidente, y “que aporte justicia a las víctimas y paz a sus familias”.

El Marco se centra en la reconstrucción de bienes, servicios e infraestructuras esenciales para promover la igualdad de acceso a los servicios básicos, así como en la aplicación de reformas clave; y se basa en elementos como la participación, la transparencia, la responsabilidad, la inclusión, la justicia social y las asociaciones.

Sus prioridades futuras incluyen la inclusión y la protección social; la rehabilitación de la vivienda y el patrimonio cultural; los servicios municipales y el medio ambiente; y la recuperación de las empresas.

SOURCE Centro de Noticias ONU