La clasificación de poder de los pasaportes registra la brecha más amplia en la libertad de viaje

LONDRES, 5 de octubre de 2021 /PRNewswire/ — Los últimos resultados y la investigación del Índice de pasaportes de Henley revelan que la proliferación de barreras para el ingreso de extranjeros durante los últimos 18 meses de la pandemia ha dado como resultado la brecha de movilidad global más amplia en 16 años de historia, con titulares de pasaportes de alta jerarquía de Japón y Singapur que pueden viajar sin necesidad de visa a 166 destinos más que los ciudadanos afganos, que se encuentran en el puesto más bajo del índice, con acceso a solo 26 países sin necesidad de visa por adelantado.

Sobre la base de datos exclusivos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), este índice, que clasifica todos los pasaportes del mundo según la cantidad de destinos a los que pueden acceder sus titulares sin visa previa, revela que los países del hemisferio norte con pasaportes de alta jerarquía han aplicado algunas de las restricciones de ingreso más estrictas en relación con la COVID-19, mientras que muchos países con pasaportes de menor jerarquía del hemisferio sur han flexibilizado sus fronteras sin tener una reciprocidad de esta apertura. Esto ha generado una brecha cada vez mayor en la libertad de viaje, incluso para los viajeros completamente vacunados de países que se encuentran en el extremo inferior de la clasificación de poder de los pasaportes y que permanecen desconectados de la mayor parte del mundo.

La investigación única y el análisis de expertos de la empresa líder en residencia y ciudadanía internacional Henley & Partners  indican que es probable que esta brecha aumente, a medida que las restricciones relacionadas con la pandemia se afiancen y amplíen la ya significativa brecha de movilidad global entre las economías avanzadas y en desarrollo. Japón, que comparte el primer lugar en el índice con Singapur debido a su puntaje de 192 para la categoría sin visa/con visa a la llegada, actualmente prohíbe la entrada a casi todos los extranjeros. Alemania que, junto con Corea del Sur, ocupa el segundo  lugar con un puntaje de 190 para la categoría sin visa/con visa a la llegada, actualmente restringe la entrada a casi 100 países.

En el extremo inferior del índice, Egipto, que ocupa el puesto 97, actualmente no tiene restricciones de viaje, pero sus ciudadanos pueden acceder a solo 51 destinos en todo el mundo sin obtener una visa por adelantado. De manera similar, Kenia, que ocupa el puesto 77, no aplica prohibiciones de viaje, pero sus titulares de pasaportes pueden acceder a solo 72 destinos sin visa.

¿La COVID-19 es una excusa para obstaculizar a los visitantes del hemisferio sur?

En sus comentarios sobre el Informe de movilidad global del T4 2021 de Henley & Partners, el Prof. Mehari Taddele Maru , del Instituto de la Universidad de las Naciones Unidas, expresó: «El hemisferio norte ha estado implementando estrategias de contención migratoria intensivas desde hace algún tiempo a través de la aplicación estricta de controles fronterizos, lo que ha socavado la circulación de personas de diversas maneras. Las restricciones de viaje relacionadas con la COVID-19 son nuevas formas de instrumentos de contención de la migración empleados por el hemisferio norte para frenar la movilidad del hemisferio sur». 

Los recientes ajustes a las políticas de prohibición en relación con la COVID-19 del Reino Unido y los Estados Unidos, países que comparten el puesto 7 en el índice con un puntaje de 185 para la categoría sin visa, han hecho poco para alterar lo que los expertos perciben como crecientes desigualdades en lo que respecta a la libertad de viaje y el acceso. Y su negativa a reconocer las vacunas administradas en África, Sudamérica y el sur de Asia tampoco ayuda en este aspecto. Aunque los Estados Unidos ya han abierto sus fronteras a todos los viajeros totalmente vacunados, la reciente revisión de la «lista roja» del Reino Unido aún excluye a los viajeros completamente vacunados de países como Argentina, Brasil, India y Sudáfrica.

En sus comentarios sobre estos últimos acontecimientos, el Dr. Christian H. Kaelin, presidente de Henley & Partners y creador del concepto de índice de pasaportes, insiste en que «si se quiere reiniciar la economía global, es fundamental que las naciones desarrolladas alienten los flujos migratorios internos, en lugar de persistir con sus obsoletas restricciones y su enfoque de exclusión para el resto del mundo».

Lea el comunicado de prensa completo

 

 

FUENTE Henley & Partners