Haití: Continúa la ayuda a los damnificados por el terremoto, pero se requieren fondos

NUEVA YORK, 02 September 2021 /PRNewswire Policy/ — En su operación de respuesta al devastador terremoto que sacudió a Haití el 14 de agosto pasado, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha distribuido artículos de higiene y refugio esenciales a más de 51.000 personas.

El sismo de 7,2 grados de magnitud dejó más de 2200 muertos y unos 800.000 siniestrados, miles de ellos desplazados internos, además de que aún hay cientos de desaparecidos.

Según los datos de la agencia, hubo más de 12.000 personas heridas, lo que pone a prueba un sistema de salud de por sí frágil. Las cifras oficiales indican que más de 52.000 casas fueron o destruidas y 77.000 más están muy dañadas. Asimismo, hubo gran destrucción en instalaciones esenciales como escuelas y hospitales.

El jefe de la Misión de la OIM en Haití señaló que muchos de los damnificados viven en áreas remotas donde la infraestructura y las carreteras fueron muy afectadas, lo que limita mucho el acceso de la ayuda humanitaria.

“Ha sido un gran desafío brindar asistencia inmediata, pero junto con nuestros socios seguimos comprometidos en llegar a la población afectada también en las áreas más remotas”, aseveró Giuseppe Loprete.

Llamamiento urgente

Al margen de los operativos en curso, la OIM lanzó un llamamiento urgente y una página de recaudación de fondos para los haitianos necesitados.

La Organización recalcó que más de 650.000 personas necesitan asistencia urgente para salvar sus vidas y que se precisan fondos para la recuperación a largo plazo, especialmente en las áreas de albergue, apoyo de salud mental y prevención del COVID-19.

Distribución de socorro y otras funciones

Además de entregar suministros básicos de socorro como kits de refugio que incluyen herramientas, láminas de plástico y kits de higiene con jabón y pasta de dientes, los equipos de la OIM están ayudando a recopilar datos oficiales y a hacer evaluaciones estructurales con las autoridades haitianas.

La OIM también brindará apoyo para la demolición de edificios inseguros, la limpieza de escombros y la ayuda a las comunidades mediante actividades de dinero por trabajo.

En la ciudad de Jérémie, una de las zonas más afectadas por el sismo, algunas comunidades quedaron aisladas y sin acceso a insumos básicos. Los equipos de la OIM pudieron entregarles esta semana lonas, kits de higiene, mantas, bidones y utensilios de cocina , entre otra ayuda básica.

Terremoto, pandemia e inseguridad

El organismo subrayó que a la destrucción debida al desastre se suman la pandemia de COVID-19 y la situación de seguridad en el país, complicando aún más la entrega de asistencia.

En medio de la temporada de tormentas tropicales, el riesgo de fuertes lluvias e inundaciones repentinas sigue siendo alto y plantea desafíos adicionales tanto para los trabajadores humanitarios como para la población, explicó.

Informó que ha desplegado equipos de protección, incluidos psicólogos capacitados, para brindar primeros auxilios psicológicos urgentes y apoyo psicosocial, con especial consideración para las mujeres y niñas que son más vulnerables al abuso y la explotación sexuales en una emergencia.

Asimismo, la OIM ha establecido una línea gratuita a la que los haitianos pueden llamar para obtener apoyo psicosocial y hacer quejas o denuncias.

La Organización también codirige el sector de Refugios y artículos no alimentarios, trabajando en estrecha colaboración con las autoridades gubernamentales y ha establecido un servicio de canalización común abierto a socios internacionales y locales para la entrega coordinada de vivienda y artículos para el hogar. Hasta ahora, se ha ayudado a más de 10.000 familias.

SOURCE Centro de Noticias ONU