Eurobarómetro: los ciudadanos de la UE siguen apoyando la cooperación con los países socios y los jóvenes para reducir la pobreza

BRUSELAS, 29 April 2021 /PRNewswire Policy/ — La encuesta más reciente del Eurobarómetro sobre cooperación al desarrollo indica que casi nueve de cada diez ciudadanos de la UE afirman que es importante cooperar con países terceros para reducir la pobreza.

La pandemia mundial no ha mermado el apoyo de los ciudadanos a la labor de la UE en materia de desarrollo internacional y los resultados confirman una sólida tendencia a lo largo de los últimos años, lo que significa que la cooperación con los países socios sigue siendo una de las políticas de la UE mejor vistas.

Al comentar los resultados, la comisaria de Cooperación Internacional y Desarrollo, Jutta Urpilainen ha declarado lo siguiente: «La COVID-19 ha revelado, como si fueran rayos X, deficiencias como las desigualdades y, a la vez, ha vuelto a poner sobre la mesa la fuerza de la cooperación multilateral para hacer frente a problemas mundiales como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Me alegra observar estos resultados muy positivos que reflejan los mejores valores de Europa: un espíritu de solidaridad mundial incluso en tiempos difíciles. También me complace ver que los ciudadanos entienden que un África próspera, pacífica y resiliente es importante para la UE, y que los jóvenes son agentes clave para el cambio y socios esenciales».

La salud pasa a ocupar el primer lugar en la lista de problemas apremiantes

Una de las principales conclusiones de la encuesta es la creciente preocupación por la salud, que el 36,5 % de los encuestados, cinco puntos más que en 2019, considera el problema más acuciante para el futuro de los países en desarrollo.

En un contexto de creciente preocupación pública por la COVID-19, la UE está volcada actualmente en la vacunación de sus ciudadanos y en los esfuerzos internacionales en pro de la vacunación mundial, con una importante contribución al COVAX y la prefinanciación de la producción de vacunas que se exportan a 34 países. La UE también está reforzando los sistemas sanitarios, aprovechando la dotación de respuesta global del Equipo Europa por valor de más de 40 000 millones de euros en concepto de ayuda a los países socios afectados por la pandemia.

El segundo reto más acuciante mencionado es la educación (el 35 %), seguido de la paz y la seguridad (el 32 %) y el crecimiento económico y el empleo (el 29 %). Alrededor de una cuarta parte de los encuestados menciona el agua y el saneamiento (el 27 %), la democracia y los derechos humanos (el 26 %), y la seguridad alimentaria y la agricultura (el 24 %).

Los ciudadanos de la UE están mayoritariamente de acuerdo (el 88 %) con la afirmación de que la UE debe abordar el cambio climático y sus efectos en los países en desarrollo, mientras que el 77 % se muestra totalmente de acuerdo en que la lucha contra la pobreza en los países en desarrollo debería ser una de las principales prioridades de la UE y el 61 % afirma que la política de desarrollo de la UE también habría de centrarse en reducir las desigualdades en los países en desarrollo. En torno a un tercio de los encuestados (el 34 %) cree que la política de desarrollo de la UE solo debería centrarse en ayudar a los países en desarrollo a fortalecer sus economías.

Sólido respaldo a las relaciones con África

En cuanto a las relaciones con África, más de cuatro de cada cinco ciudadanos de la UE (el 81 %) afirman que la UE debería reforzar sus asociaciones con los países africanos para crear empleo y velar por el desarrollo sostenible en ambos continentes. Los resultados concuerdan con la Comunicación conjunta de la UE titulada «Hacia una estrategia global con África» y con las cinco asociaciones propuestas por la UE con ese continente.

Los jóvenes desempeñan un papel importante

En la encuesta de este año, se pedían específicamente opiniones sobre el papel de los jóvenes en los países en desarrollo para hacer frente a: i) los retos medioambientales y ii) los retos económicos y sociales.

Se preguntó a los encuestados si piensan que los jóvenes de los países en desarrollo desempeñan un papel importante a la hora de hacer frente a los retos medioambientales en esos mismos países en desarrollo. Los resultados indican que nueve de cada diez ciudadanos de la UE (el 90 %) están de acuerdo en que los jóvenes son importantes a la hora de hacer frente a los retos medioambientales en los países en desarrollo y el 91 % piensa que son fundamentales para abordar los retos económicos y sociales en esos países.

SOURCE Comisión Europea