El censo de Common Sense presenta: el aprendizaje remoto y la equidad digital durante la pandemia, 2021

SAN FRANCISCO, 30 de septiembre de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Mientras los padres enfrentan el tercer año escolar bajo las restricciones impuestas a causa de la COVID-19, una nueva investigación de Common Sense Media indica que los jóvenes afroamericanos e hispanos/latinos se han visto afectados de manera desproporcionada por las interrupciones. Los niños de color presentaron el doble de probabilidades que los estudiantes caucásicos de decir que habían asistido a la escuela en línea «todo el tiempo» desde que comenzó la pandemia: el 48 % de los niños hispanos/latinos y el 39 % de los afroamericanos, en comparación con solo el 20 % de los niños caucásicos que dijeron lo mismo. Las disparidades en el acceso a dispositivos digitales han sido notables y, como resultado, los estudiantes afroamericanos e hispanos/latinos han experimentado más interrupciones en su proceso educativo por motivos de tecnología.

El censo de Common Sense presenta: el aprendizaje remoto y la equidad digital durante la pandemia explora la forma en que los niños de 8 a 18 años de los Estados Unidos asistieron a clases durante la crisis, el acceso que tuvieron a computadoras y banda ancha mientras aprendían desde sus hogares y la frecuencia con que experimentaron problemas técnicos que interrumpieron su educación.

Las disparidades raciales en el acceso digital habían persistido durante más de un año en el aprendizaje remoto cuando se llevó a cabo la encuesta: el 92 % de los estudiantes caucásicos tenían una computadora en casa, en comparación con el 78 % de los estudiantes afroamericanos; el 88 % de los estudiantes caucásicos tenían banda ancha en casa, en comparación con el 68 % de los estudiantes hispanos/latinos. Más de la mitad (55 %) de los estudiantes hispanos/latinos y el 43 % de los estudiantes afroamericanos experimentaron interrupciones en el aprendizaje por motivos tecnológicos «a menudo» o «a veces», en comparación con el 38 % de los estudiantes caucásicos.

Los resultados del estudio también muestran la desigualdad económica en la educación, que se ha visto exacerbada por la pandemia. Si bien el financiamiento local y federal alivió algunas presiones en el aprendizaje a distancia, los estudiantes de los hogares de bajos ingresos todavía se ven afectados de manera desproporcionada por la brecha digital. Aproximadamente uno de cada cuatro (24 %) niños de hogares de menores ingresos todavía no tienen una computadora en el hogar, en comparación con solo el 5 % de los niños de familias de ingresos más altos.

«Tener acceso a una computadora y a internet en el hogar no es garantía de que el dispositivo y el servicio sean adecuados para las necesidades de los estudiantes. Pero no tener esos recursos es garantía de que no lo serán», afirmó Michael Robb, director sénior de Investigación de Common Sense Media. «Las disparidades en los recursos tecnológicos disponibles para los estudiantes de color y las familias de bajos ingresos han tenido consecuencias devastadoras en su capacidad de participar plenamente en el aprendizaje a distancia durante la pandemia».

Esta nueva investigación reafirma la importancia de la equidad digital y la necesidad de que todas las familias tengan acceso a banda ancha de alta velocidad y a computadoras en el hogar para ayudar a cerrar la brecha digital.

Hallazgos clave:

  1. Los niños de color y los que provienen de familias de bajos ingresos han tenido muchas más probabilidades de asistir a la escuela a distancia durante la pandemia que los niños caucásicos o los de hogares de mayores ingresos. El 41 % de los niños caucásicos dice haber asistido de manera presencial a la escuela en su mayoría o en su totalidad durante la pandemia, en comparación con el 24 % de los niños afroamericanos y el 18 % de los jóvenes hispanos o latinos.
  2. Casi uno de cada cinco niños de 8 a 18 años todavía no tiene banda ancha en su hogar. Si bien el 61 % de los padres de bajos ingresos tienen banda ancha en el hogar, el 90 % de los padres de mayores ingresos tienen internet de banda ancha. El 68 % de los estudiantes hispanos/latinos y el 76 % de los estudiantes afroamericanos tienen banda ancha en casa, en comparación con el 88 % de los estudiantes caucásicos.
  3. La gran mayoría de los estudiantes que asistieron a la escuela de manera remota durante la pandemia experimentaron problemas técnicos que les dificultaron asistir a clases o completar su trabajo escolar. Más de la mitad (55 %) de los estudiantes hispanos/latinos dijeron que enfrentaron tales desafíos «a menudo» o «a veces», en comparación con el 38 % de los estudiantes caucásicos.
  4. Los estudiantes que no contaban con banda ancha en su hogar experimentaron interrupciones más frecuentes durante su proceso educativo. El 56 % de los niños sin banda ancha enfrentaron problemas técnicos «a menudo» o «a veces» en comparación con el 41 % de los estudiantes que tenían acceso a banda ancha.

A medida que los estudiantes siguen regresando a las aulas, se deben intensificar los esfuerzos para eliminar la desigualdad digital. Los niños, sin importar su origen racial o socioeconómico, deberían tener acceso a banda ancha y dispositivos de aprendizaje electrónico asequibles. Se necesita mayor financiamiento federal y estatal junto con soluciones de políticas innovadoras para cerrar permanentemente la brecha digital.

Metodología: los datos provienen de una encuesta probabilística con representatividad nacional que se llevó a cabo en línea en 1,318 jóvenes estadounidenses de 8 a 18 años y sus padres o cuidadores. La encuesta fue realizada del 7 de mayo al 3 de junio de 2021 por Ipsos Public Affairs para Common Sense Media, utilizando KnowledgePanel© de Ipsos. La encuesta se proporcionó tanto en inglés como en español. El informe fue escrito por Victoria Rideout de VJR Consulting y Michael Robb de Common Sense.

Obtenga más información acerca de nuestro estudio sobre la brecha digital aquí.

Conozca más sobre los recursos de Common Sense para el aprendizaje a distancia y el cierre de la brecha digital aquí.

Acerca de Common Sense

Common Sense es la principal organización sin fines de lucro de la nación que se dedica a mejorar la vida de los niños y las familias al ofrecer la información confiable, la educación y la voz independiente que necesitan para prosperar en el siglo XXI. Obtenga más información en commonsense.org.

Contactos para los medios

Jason Maymon, vicepresidente de Comunicaciones                 

347-931-1633

jmaymon@commonsense.org

Lorena Taboas, gerente de Relaciones con los Medios

786-521-4215

ltaboas@commonsense.org

 

FUENTE Common Sense Media