El BEI y el Banco de España destacan las inversiones en tecnologías digitales como elemento clave en la recuperación de la crisis del COVID-19

LUXEMBURGO, 29 April 2021 /PRNewswire Policy/ — El Banco Europeo de Inversiones y el Banco de España han auspiciado hoy una conferencia virtual titulada «Recovering swiftly to limit the scars from the COVID-19 crisis to Spanish corporates».

El BEI presentó los resultados del informe anual y la encuesta del BEI sobre la inversión (EIBIS) para Europa y España, que aportan información sobre la dinámica y las necesidades de inversión.

Casi la mitad (48 %) de las empresas españolas prevé invertir menos debido al COVID-19.

Se necesita un 74 % de inversiones en tecnologías digitales, cifra que supera la media de la UE (63 %)

Como parte de una serie de actos organizados para debatir sobre tendencias actuales de inversión en los diferentes Estados miembros de la UE, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco de España han organizado una conferencia titulada «Recovering swiftly to limit the scars from the COVID-19 crisis to Spanish corporates» (Una recuperación rápida para limitar las secuelas de la crisis del COVID-19 en las empresas españolas).

Más de 170 directivos empresariales, banqueros, economistas y socios del sector público han asistido al acto virtual. El vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones, Ricardo Mourinho Félix, presentó los principales resultados de la encuesta del BEI de 2020 sobre inversión en España, y el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, concluyó con el análisis de las perspectivas de las empresas españolas y cómo las políticas podrían minimizar los riesgos a lo largo de la recuperación.

En el debate, moderado por la economista jefa del BEI, Debora Revoltella, intervinieron Birthe Bruhn– Léon, directora del BEI responsable de las operaciones en España y Portugal; Mahmood Pradhan, director adjunto del Departamento Europeo del FMI; Oren Sussman, profesor de Finanzas de la Saïd Business School; Judith Arnal, directora en el Ministerio de Economía y Empresa de España, y Sofía Rodríguez, economista jefa de Banco Sabadell.

En su intervención inaugural, Ricardo Mourinho, vicepresidente del BEI, afirmó: «Las cifras son claras. La crisis económica provocada por el COVID-19 está teniendo un fuerte impacto en las empresas españolas, casi la mitad de las cuales piensan invertir menos debido a la pandemia. No obstante, es alentador que un gran porcentaje de las compañías españolas hayan adoptado tecnologías digitales y esperen aumentar su uso debido a la crisis sanitaria. Además, aproximadamente dos tercios de las empresas ya han invertido o planean invertir en medidas que aumenten su capacidad de resistencia ante eventos climáticos y reduzcan sus emisiones de carbono. Como banco del clima de la UE y uno de los mayores inversores europeos en innovación, el Grupo BEI está preparado para apoyar, hoy más que nunca, a las empresas españolas, independientemente de su tamaño, para superar los retos y las barreras a la inversión».

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, señaló en la clausura que «“gracias a las políticas aplicadas durante la crisis del COVID-19, y a pesar de la significativa caída de la actividad económica, no hemos observado hasta ahora un incremento significativo en la tasa de cierre de empresas. No obstante, el sector empresarial –y en particular aquellas industrias más afectadas por la perturbación- se enfrentan a retos importantes en el futuro. Ante un descenso de los flujos de caja esperados y un mayor endeudamiento, la capacidad de algunas empresas de devolver sus deudas se ha deteriorado, especialmente en el caso de aquellas que operan en los sectores más afectados por la pandemia y que aún sufren algunas restricciones. Por tanto, ante la extensión de la crisis, la preocupación se ha trasladado desde el riesgo de liquidez hacia el deterioro de la solvencia de las empresas. En este contexto, las políticas económicas tienen que seguir apoyando a las compañías viables cuya solvencia ha empeorado como resultado de la perturbación del COVID-19».

Impacto de la pandemia de COVID-19 en la inversión empresarial en España

La encuesta del BEI sobre la inversión en España revela que el COVID-19 aumentará la presión sobre las inversiones privadas.

La nueva encuesta sobre la inversión pone de relieve el efecto que la pandemia ha tenido y sigue teniendo en el sector privado. Casi la mitad (48%) de las empresas españolas que participaron en la encuesta espera invertir menos debido al COVID-19. Por otra parte, casi dos de cada cinco empresas tienen previsto abandonar o retrasar sus planes de inversión debido a la pandemia, con un porcentaje similar al de sus contrapartes de la UE (35 %), mientras que solo el 13 % de las empresas espera continuar con al menos algunos de sus planes de inversión (inferior a la media de la UE del 18 %).

Para superar las dificultades económicas actuales, las empresas españolas consideran que el aumento de la capacidad respecto a los productos/servicios existentes es la principal prioridad en los próximos tres años (34%), seguido por la sustitución de edificios, maquinaria, equipos y TI existentes (20% en España frente al 34% en la UE).

Las empresas españolas invierten en tecnologías digitales más que la media de la UE

Casi tres de cada cuatro empresas (74 %) han aplicado, total o parcialmente, las tecnologías digitales necesarias. Este porcentaje es considerablemente superior al de la media de la UE (63 %) y similar al de los Estados Unidos (74 %). Casi la mitad de las empresas (49 %) afirmó que el mayor uso de las tecnologías digitales será el principal impacto a largo plazo del COVID-19 en su actividad.

Casi dos de cada cinco empresas (38 %) invirtieron en innovación como parte de sus actividades empresariales, acercándose a la media de la UE (43 %). Sin embargo, el 20 % de las mismas indica haber aportado nuevos productos, procesos o servicios al país, lo que las sitúa por encima de la media de la UE (15 %).

«Es alentador ver que las empresas españolas dan prioridad en su agenda a las tecnologías digitales. Las empresas afectadas por la crisis económica causada por el COVID-19 se dieron cuenta de que la digitalización y la innovación son las mejores herramientas de que disponen para recuperarse rápidamente de manera sostenible», declaró la economista jefa del BEI Debora Revoltella.

Empresas españolas afectadas por el cambio climático

Tres cuartas partes de las empresas (77 %) afirman que el cambio climático tiene repercusiones en su actividad, muy por encima de la media de la UE (58 %). Tres de cada cinco empresas en España (60 %) invierten ya o tienen previsto invertir en proyectos relacionados con el clima, quedando ligeramente por debajo de la media de la UE (67 %), y la mitad de las empresas (51 %) ha invertido en medidas para mejorar su eficiencia energética, lo que las sitúa algo por encima de la media de la UE (47 %).

El obstáculo citado con mayor frecuencia para invertir en actividades destinadas a hacer frente al cambio climático es la incertidumbre respecto el marco regulador y la fiscalidad (81 %), seguido por el coste de la aplicación de estos cambios (78 %) y la incertidumbre en cuanto a las repercusiones del cambio climático (75 %).

Este panorama general del país presenta una selección de resultados sobre la base de las entrevistas realizadas a 600 empresas en España entre mayo y agosto de 2020. La encuesta forma parte de la encuesta anual del Grupo BEI sobre la inversión y la financiación de la inversión (EIBIS), una encuesta a escala de la UE realizada a 13 500 empresas, que reúne información cuantitativa sobre las actividades de inversión tanto de las pymes como de las grandes empresas, sus necesidades de financiación y las dificultades a las que se enfrentan.

SOURCE Banco Europeo de Inversiones

Deja una respuesta