Día de la Madre: Xi se inspira en su madre para dar forma a la perspectiva de vida y gobierno

PEKÍN, 10 de mayo de 2021 /PRNewswire/ — Para Xi Jinping, presidente de China: «La familia es la primera aula de las personas, y los padres son los primeros profesores de los niños». Las indelebles palabras de su madre Qi Xin y el excelente ejemplo de la increíble persona miembro del partido son profundas en la perspectiva de la vida y la filosofía de gobierno de Xi, sirviendo para mostrar su solemne honra a sus deberes hacia la nación y el pueblo.

Antes de la celebración del Día de la Madre, que este año se celebra el 9 de mayo, China Media Group (CMG) publicó el sábado una historia que relata cómo Qi ha creado un modelo de ejemplo para el presidente chino, en la celebración general para honrar la maternidad, los vínculos maternos y la influencia de las madres en relación a la sociedad.

Con los años, Qi le enseñó a su hijo tres lecciones importantes para la vida: devoción pura y desinteresada a la nación; honestidad y autodisciplina; y compromiso sin dejar de lado el bienestar personal para conseguir el bien de las personas.

Qi, que nació en el año 1924, se unió al Partido Comunista de China (CPC) en 1939 a la edad de 15 años, convirtiéndose en un apoyo de los valores y creencias del partido.

La mujer ha recordado sus dos experiencias particulares en las siguientes edades: pasó dos años cerca de la línea del frente durante la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa. Luego estuvo otros ocho años trabajando junto a agricultores en el noroeste de China, y estas dos vivencias le ayudaron a construir un vínculo especial con la gente.

La experiencia de la madre encuentra su resonancia en el hijo. De forma parecida, Xi se puso la mochila y se fue de casa a la edad de 15 años para vivir y trabajar con los agricultores en la aldea de Liangjiahe, situada en la provincia de Shaanxi, al noroeste de China. Durante los años que pasó en el campo, Xi estuvo acompañado por una bolsa de costura bordada con el «corazón de mamá» hecha por Qi. Las palabras se dirigían a recordarle a Xi que debe mantenerse fiel a su aspiración original de uno por el país y la causa revolucionaria, siendo estos los espíritus compartidos tanto por la madre como por el hijo.

Durante toda la fase de crianza de Xi, su madre en muchas ocasiones lo insta a ser estricto consigo mismo, sobre todo cuando está ocupando puestos de dirección.

Qi se tomó en serio el lema en la vida de «trabajar bien, estudiar bien y manejar todo bien», y animó a su vez a su hijo a seguir las mismas directrices.

Sus palabras de apoyo han inspirado en muy buena parte a su hijo a servir al público en general con el objetivo de alcanzar una buena vida para las familias de China.

Vídeo – https://www.youtube.com/watch?v=0xj6Q69Re-8