Día de la Madre: Xi inspirado por su madre para dar forma a la visión de la vida y la gobernanza

PEKÍN, 10 de mayo de 2021 /PRNewswire/ — Para el presidente chino Xi Jinping, «La familia es el primer salón de clases de las personas, y los padres son los primeros maestros de los niños». Las palabras indelebles de su madre, Qi Xin, y el buen ejemplo de la increíble mujer miembro del partido, están profundamente arraigadas en la visión de Xi sobre la vida y la filosofía de gobernanza, lo que lo lleva a honrar solemnemente sus deberes hacia la nación y el pueblo.

En la celebración general para honrar la maternidad, los vínculos maternos y la influencia de las madres en la sociedad, el sábado previo al Día de la Madre, que este año es el 9 de mayo, China Media Group (CMG) publicó una historia que relata cómo Qi ha establecido un modelo ejemplar para el presidente chino.

A lo largo de los años, Qi le enseñó a su hijo tres lecciones importantes para la vida: devoción pura y desinteresada por la nación, honestidad y autodisciplina, y compromiso perenne de dejar de lado el bienestar personal por el bien del pueblo.

Qi, nacida en 1924, se unió al Partido Comunista de China (CPC) en 1939 a la edad de 15 años, convirtiéndose en firme defensora de sus valores y creencias.

La mujer recuerda dos experiencias particulares en las siguientes etapas: pasó dos años cerca de la primera línea durante la guerra de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa. Otros ocho años trabajando junto a los agricultores en el noroeste de China la ayudaron a construir un vínculo especial con la gente.

La experiencia de la madre hace eco en el hijo. De manera similar, Xi empacó sus cosas y se fue de casa a la edad de 15 años para ir a vivir y trabajar con los agricultores en la aldea de Liangjiahe, en la provincia de Shaanxi, al noroeste de China.

Durante los años en el campo, Xi estuvo acompañado de una bolsa de costura bordada con «el corazón de la madre» hecha por Qi. Las palabras tenían como objetivo recordarle a Xi que se mantuviera fiel a su aspiración original por el país y la causa revolucionaria, que es la esencia que comparten tanto la madre como el hijo.

Durante toda la formación de Xi, su madre a menudo lo instó a ser estricto consigo mismo, especialmente cuando ocupara cargos de liderazgo.

Qi tomó muy en serio el lema de «trabajar bien, estudiar bien y manejar todo bien» en la vida, y también alentó a su hijo a seguir las mismas pautas.

Sus palabras de apoyo han inspirado enormemente a su hijo a servir al público en general con el objetivo de lograr una buena vida para las familias chinas.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=0xj6Q69Re-8

 

FUENTE CCTV+