COVID-19: reglas flexibles para impulsar el crédito a empresas y familias

ESTRASBURGO, Francia, 19 June 2020 /PRNewswire Policy/ — Modificación temporal de las reglas prudenciales de la banca

Entidades y supervisores en pie de igualdad; la estabilidad del sistema financiero, prioritaria

La medida busca contrarrestar el fuerte impacto de la pandemia

Las reglas prudenciales de la banca se aplicarán con más flexibilidad para animar a las entidades a prestar y facilitar así la recuperación económica tras la pandemia.

El pleno aprobó el jueves una modificación temporal del reglamento sobre exigencias de capital (CRR, en inglés) para asegurar condiciones favorables para los bancos y permitirles apoyar a las empresas y los hogares y absorber pérdidas, con objeto de mitigar las consecuencias económicas de la crisis del COVID-19 y el confinamiento forzoso.

Con el fin de lograr un equilibrio entre un sistema bancario sólido y estable y asegurar el crédito que tanto necesita la economía de la UE, los eurodiputados dieron su visto bueno a la flexibilización de las normas, que deberán aplicarse de manera uniforme en toda la UE.

Los cambios adoptados incluyen:

Aplicación diferida un año del amortiguador del índice de apalancamiento (el índice de apalancamiento relaciona el capital de un banco y su nivel de exposición), hasta enero de 2023, para permitir a los bancos aumenten el volumen de crédito disponible.

Los pensionistas o trabajadores con contrato fijo podrán obtener un préstamo en condiciones más favorables. El préstamo estará respaldado por la pensión o salario del prestatario.

Aplicación adelantada tanto del factor de apoyo a las pymes como a la infraestructura, que permite un tratamiento prudencial más favorable de ciertas exposiciones, asegurando el flujo de crédito a las empresas y apoyando la inversión

en infraestructura.

Los bancos podrán incluir algunos programas informáticos como capital propio, una exención que se aplicará antes de lo previsto. Esto también podría alentar a los bancos a invertir en tecnología y digitalización.

Las medidas de liquidez adoptadas por los bancos centrales en un contexto de crisis serán canalizadas de manera efectiva por las entidades a la economía real.

Para respaldar las opciones de financiación en los Estados que no pertenecen al euro y que también afrontan las consecuencias de la crisis del COVID-19, los eurodiputados reintrodujeron los acuerdos de transición para las exposiciones a los gobiernos nacionales y los bancos centrales denominados en monedas distintas a la divisa única. Finalmente, dado el impacto extraordinario de la pandemia y los niveles extremos de volatilidad en los mercados financieros, la Cámara decidió introducir un filtro prudencial temporal para calcular las pérdidas no realizadas en las tenencias de deuda pública de los bancos.

Encontrará más detalles sobre la modificación legislativa en esta nota informativa.

Próximos pasos

El pleno aprobó los cambios con 502 votos a favor, 169 en contra y 17 abstenciones. Esta es la votación final del texto, que ya ha sido acordado con el Consejo. Las reglas temporales entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Derechos de Autor Unión Europea, 1995-2020

SOURCE Parlamento Europeo