Brasil: Baja analfabetismo, pero 11 millones no saben leer ni escribir

RIO DE JANEIRO, 15 July 2020 /PRNewswire Policy/ — La tasa de analfabetismo en Brasil aumentó del 6,8% en 2018 al 6,6% en 2019, según datos de la Encuesta Nacional por Muestro de Domicilios (Pnad) Continua Educación, divulgada este miércoles (15). A pesar de la caída, que representa unas 200.000 personas, Brasil todavía contabiliza 11 millones de analfabetos. Se tratan de personas de 15 años o más que, según los criterios del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), no son capaces de leer y escribir ni siquiera una simple nota.

«Es una tasa que ha ido disminuyendo con el tiempo», dice Adriana Beringuy, analista de la encuesta realizada en el segundo trimestre de 2019, agregando que el analfabetismo se concentra más entre las personas mayores, «ya que los jóvenes están más escolarizados y, por lo tanto, registrarán un indicador más bajo».

Pese a la disminución, los datos muestran que el 18% de los mayores de 60 años son analfabetos. En 2018, eran el 18,6% y en 2016, 20,4%.

Plan Nacional

La reducción de la tasa de analfabetismo en el Brasil es uno de los objetivos del Plan Nacional de Educación (PNE), que establece lo que se debe hacer para mejorar la educación en el país hasta 2024, desde el jardín de infancia hasta el posgrado. Según la ley, hasta 2015, Brasil debería haber alcanzado la marca del 6,5% de analfabetismo entre la población de 15 años o más. Para 2024, esta tasa debería llegar a cero.

«Nos damos cuenta de que llegamos en 2019 con la tasa nacional cercana al objetivo de 2015. Es como si estuviéramos cuatro años atrasados», dice Adriana.

Desigualdades

Además de las diferencias de edad, la encuesta muestra que existen desigualdades raciales y regionales en materia de alfabetización en el Brasil. La tasa de analfabetismo entre las personas blancas es del 3,6% entre los mayores de 15 años. Ya entre la población negra y mulata, según los criterios del IBGE, esta tasa es del 8,9%. La diferencia aumenta entre los que tienen 60 años o más. Mientras que el 9,5% de los brasileños blancos no saben leer ni escribir, entre los negros y mulatos, ese porcentaje es aproximadamente tres veces mayor: 27,1%.

Las regiones del sur y del sureste presentan la tasa más baja de analfabetismo, el 3,3% entre los mayores de 15 años. En la región centro-oeste la tasa es del 4,9% y en la región norte del 7,6%. El Noreste tiene el mayor porcentaje de analfabetos, 13,9%.

Entre los mayores de 60 años, las tasas son del 9,5% en el Sur; 9,7% en el Sureste; 16,6% en el Centro-Oeste; 25,5% en el Norte; y 37,2% en el Noreste.

La región noreste fue la única que presentó un ligero aumento de la tasa de analfabetismo entre 2018 y 2019. Entre los más jóvenes, la tasa se mantuvo prácticamente estable con una variación de 0,03 puntos porcentuales. Entre los ancianos, la variación fue de 0,33 puntos porcentuales.

Según el IBGE, el 56,2% de los analfabetos (6,2 millones de personas) de 15 años y más vive en la región Nordeste y el 21,7% (2,4 millones de personas) en el Sudeste.

Años de estudio

La encuesta también muestra que, en promedio, los brasileños estudian 9,4 años. Los datos se recogen entre personas de 25 años o más. Este número aumentó ante 2018, cuando, en promedio, el tiempo de estudio en Brasil fue de 9,3 años. En 2016, era 8,9.

En cuanto al color o la raza, según apuntó IBGE, «la diferencia era significativa». Los blancos estudian, en promedio, 10,4 años, mientras que los negros y mulatos estudian, en promedio, 8,6 años, es decir, una diferencia de casi dos años entre estos grupos, que se ha mantenido desde 2016.

El IBGE considera que, a pesar de los avances, más de la mitad del equivalente al 51,2% de la población de 25 años y más en Brasil no ha completado la educación escolar básica.

Los datos de la PNAD Continua de Educación del IBGE se refieren al segundo trimestre de 2019.

SOURCE Agência Brasil – Empresa Brasil de Comunicação S/A – EBC